BioclimáticasEficiencia energéticaQué son las pérgolas bioclimáticas

https://decocerramientos.es/wp-content/uploads/2018/12/Pergolas-bioclimaticas-en-Granada-SM.jpg

¿Qué ha de tener una pérgola para ser bioclimática?

Estas pérgolas están construidas íntegramente en aluminio y se adaptan a las condiciones climáticas de cada momento para proporcionar un uso continuado de nuestra terraza durante todas las estaciones del año. Son capaces de bloquear los rayos solares a la vez que permiten una ventilación ascendente refrescando el espacio en época calurosa. Son capaces de proporcionar un cierre estanco cuando la lluvia o la nieve están presentes a la vez que permiten orientar las lamas en la dirección de los rayos solares para hacer más confortable en época de frío. Por ello se llaman bioclimáticas, porque son un sistema capaz de regular por sí mismo, “de forma natural” la temperatura del espacio exterior.

Las lamas suelen ser orientables entre 120-170º, así no sólo permiten protegerse de la radiación solar manteniendo un espacio bien iluminado, si no también generan ventilación natural manteniendo el espacio sombreado. La circulación de aire entre las lamas evita el efecto invernadero, el aire se renueva y se refresca funcionando como una climatización natural. Las lamas se cierran en caso de lluvia o nieve. El agua se evacúa por un lateral de la pérgola, de esta forma no se acumula sobre ellas evitando que el agua caiga una vez se vuelvan a orientar las lamas. Además esta agua pluvial puede ser recuperada si se desea.

Adosadas contribuyen a la eficiencia energética en los edificios, disminuyendo las necesidades de climatización, protegiendo las fachadas de la insolación y el mobiliario exterior del sol y de la lluvia. Con un sistema inteligente, algunas disponen de sensores de lluvia y viento y de forma automática pueden ser capaces de orientar las lamas según la radiación solar y el viento que reciben, ajustándose a ellos para ofrecer una temperatura regular. En los modelos más sencillos el sistema se maniobra mediante una manivela en el caso de accionamiento manual o a un interruptor o mando a distancia en el accionamiento eléctrico. Gracias al avanzado diseño de sus componentes, también se puede decir que suelen ser sistemas casi totalmente silenciosos.

Los materiales utilizados son duraderos y reciclables 100%. Suelen estar disponibles en multitud de colores, con unas cartas RAL, que harán que la integración a la edificación y al resto del jardín sea coser y cantar.

A pesar de que su diseño sea muy contemporáneo y minimalista por su sencillez, y vanguardista e innovador a la vez, pueden también adaptarse y combinar perfectamente en entornos más clásicos e incluso rústicos. Diseño moderno y atemporal que encajará perfectamente en todos los estilos arquitectónicos.

Accesorios que combinan pérgolas de este tipo son cortinas, persianas, estores, paneles de vidrio y celosías o sistema corredero con lamas. No olvidar otros elementos tan importantes como la iluminación, que puede estar perfectamente integrada  por ejemplo con luz led regulable, ya sea en lama o estructura, distintas opciones de colores RGB, bandas STRIP-LED, focos de bajo consumo y todo controlado desde el mismo mando de la pérgola. Las hay también que integran calefactores, y algunas hasta sonido, altavoces para música por Bluetooth que permiten controlarse desde el smartphone. O para entornos muy calurosos sistemas de nebulización de agua totalmente integrados.

Una reciente novedad que ya es el sumun de versatilidad son las pérgolas bioclimáticas de lamas retráctiles  que permiten la apertura total de la cubierta, ideal para épocas de invierno o para noches contemplando las estrellas. Estas pérgolas tienen un sistema estructural de aluminio, con vigas-guía entre las que se extienden y recogen un conjunto de lamas tubulares que permite regular la apertura y zona de sombreado, según de la climatología a través de un mecanismo oculto.

Terrazas, porches o incluso una parte del jardín pueden convertirse en un entorno acogedor, versátil y, por tanto, apto para ser utilizado en cualquier estación del año. No importa su forma, muchos fabricantes las desarrollan a medida de tu espacio y son adaptables a cualquier edificio y configuración: autoportantes, adosadas, dobles, mixtas…

Con una pérgola bioclimática se puede ampliar la superficie habitable sin necesidad de realizar obra en cualquier ubicación, sean cuales sean sus características. Normalmente no se necesitan permisos y no se incluyen en la superficie construida del inmueble. Las pérgolas bioclimáticas que nacieron como una solución ideal para terrazas o jardines en hoteles y restaurantes, y rápidamente se han hecho un hueco en las casas particulares.

En resumen, protegen de la lluvia y del aire, del sol y regulan su la luz, y su configuración se adapta a todos los espacios de exterior creando un ambiente único y exclusivo y dando una agradable sensación de abertura y libertad de visión.

Fuente: planreforma.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Contacta con nosotros

Ponte en contacto con nosotros sin compromiso para estudiar tu proyecto.







https://decocerramientos.es/wp-content/uploads/2018/11/Contacto.jpg

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies